Se trata de rosas de colores y formas placenteras de las que se sacan colores, paletas RGB, se secan, se hace agua de rosas, aceite ... Flores a las que la tradición le ha atribuido diferentes símbolos, vinculadas a feminidad, maternidad, a la política, a la representación de la patria, del Sant Jorge, del puño izquierdo y las rosas socialistas ... Pero que a la vez representan un regalo de naturaleza muerta. Una traición que nos conduce hacia el capital, hacia la manipulación, la selección genética y las patentes para encontrar la flor más estética y bella, sin espinas, con más pétalos que sus competidoras. Flores tecnológicas, de clase, de lujo ...O tal vez el error que crea el monstruo, el Frankenstein de Mary Shelley, o un / el virus.

 

Se trata de la traición de las imágenes. De unos tonos placenteros, cómodos, para los sistemas y la mirada, pero que nos acaban traicionando, al menos a aquellos que creemos en que son posibles otras maneras de vivir más allá de la sociedad capitalista.

Intento de separación de unas escasas espinas ... Las únicas que nos pueden remitir y recordar otras plantas más en el dintel del capital como las malas hierbas y las zarzas; como una pequeña acción, ya muy debilitada, pero todavía esperanzadora, en contra los sistemas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Olga Olivera-Tabeni. Cromatografías de la traición. El regalo. Híbrido Tea Rose. Cromatografías, tonos RGB, secado de rosas natural y con prensa, aceite, agua de rosas y disolución de tonos con alcohol. Tubos de ensayo, placas de petri y fotografías. 2020

© 2019 por Olga Olivera-Tabeni // oliveratabeni@gmail.com

  • Gris Icono de Instagram
  • Facebook
  • Gris Icono Vimeo